trozo de el grito de munch

10 curiosidades sobre Vexations, de Erik Satie

Hace unos días publicamos un artículo sobre la obra de Vexations, de Erik Satie, a raíz de un concierto-proyecto que se llevará a cabo pasado mañana día 8 de Abril a las 22:30 en el Conservatorio Profesional de Música Cristobal Halffter de Ponferrada, organizado por Jesús de Frutos y Luis Aracama. En esta ocasión te quiero contar 10 curiosidades sobre esta obra envuelta de misterio.

Partitura de Vexations

Partitura de Vexations

1. Se repite 840 veces

Aunque este tema siempre ha creado una cierta controversia, se acepta como estándar que el tema se debe repetir 840 veces.

2. No resuelve

Prácticamente toda la obra se compone de acordes disminuidos que no llegan a resolver nunca.

3. No es tonal

La obra fue compuesta en una época en la que Satie sentía especial predilección por la música exótica, y a pesar de que todos los acordes son fácilmente reconocibles en la teoría, no tienen una jerarquía tonal.

4. Relación con el diablo

Precisamente en esa época, en la década de 1890, Satie se introdujo en diversas sectas y corrientes religiosas ocultas. Históricamente el tritono ha tenido relación con el diablo (en la Edad media era llamado de forma despectiva Diabolus in musica). Además el tema principal se divide en 13 pulsos (el número 13 es llamado la docena del diablo).

5. Concepción vanguardista

Con esta obra, Satie quería demostrar que cualquier sistema armónico o rítmico podía crear un hábito en el oyente, y que el gusto por el sistema tradicional tonal no era innato, como creían sus contemporáneos. Después de escuchar 840 veces el tema se crea un mundo armónico único que si bien no es familiar al oyente en una primera escucha, lo terminaría siendo debido a la repetición insistente, por lo que nos parecería tan normal como el sistema tonal clásico.

6. Terapia psicológica

Satie compuso Vexations justo después de una corta pero intensa relación con la pintora francesa Suzanne Valadon. El título significa “frustraciones”, palabra derivada de vexé “frustración” (o molestia contra alguien, aunque no llega a ser enfado).

7. Provocador

Satie podría haber compuesto esta obra como burla a un género que era popular entonces: el Perpetuum mobile, consistente en pequeñas obras rápidas con un número indefinido de repeticiones. Vexations es lenta, y con una armonía no convencional, lo que sus contemporáneos aprovecharon para criticar su ruptura con el público.

8. En contra del aburrimiento

Una de las teorías más aceptadas es que Vexations se hizo para encontrar apoyos a las afirmaciones que hacía sobre las aburridas obras de sus contemporáneos. Esto podría ser una explicación a por qué Satie nunca publicó esta obra.

9. Primera representación

La primera vez que se ejecutó la obra con sus 840 repeticiones fue en un concierto organizado por John Cage en 1963 en Nueva York. La entrada costaba 5 dólares, y al público le ofrecían un reembolso de 1 centavo por cada 20 minutos que estuviera en el concierto. El coorganizador, Lewis Lloyd decía que “cuanto más arte se consuma, menos debería costar”.

10. Final del concierto

El concierto duró 18 horas, y al final quedaron  6 personas en el público. Al finalizar la obra el primero grito que se escuchó fue Encore!, que quiere decir Otra vez!.

Programa vexations

Notas al programa de la primera representación de Vexations, organizada en Nueva York por John Cage y Lewis Lloyd en 1963.

 

Algunas de estas curiosidades darían para horas y horas de debate, pero me quedo con dos reflexiones muy interesantes: en primer lugar, el pensamiento de Erik Satie hacia la percepción de la música, adelantándose a su tiempo, afirmando que la razón por la que nos gusta una u otra música no es innata, sino aprehendida; y en segundo lugar, la afirmación de Lloyd sobre la cultura, cuanto más tiempo pasaba alguien en el concierto, paradógicamente menos le iba a costar.

Sólo me queda animarte una vez más a pasarte por el Conservatorio de Ponferrada, y luego a volver nuevamente por aquí y contarnos tu experiencia a partir de un pequeño experimento que proponía al final del anterior artículo sobre Vexations.

Ismael Palacio

Compositor nacido en Zaragoza y residente en Lund, donde estudio un máster en composición con Luca Francesconi. Programador web y cofundador de Emusicarte.

Deja una respuesta

*

Next ArticleTécnicas extendidas de percusión I