recorte persona escribiendo brand

¿Dejas marca como músico? La importancia de tu imagen

Cuando compramos cualquier cosa, sabemos que hay algunos productos que “son de marca” y otros no. En cuestión de comida se habla de “marcas blancas” y en muchos ámbitos existen “marcas premium” para productos más exclusivos. Hasta se habla de “la marca españa” para el propio país. Pero, ¿qué es una marca? ¿Existen las marcas en el mundo de la música?

marca, persona escribiendoloDerechos de Depositphotos

¿Qué es una marca?


Según la RAE es, entre otras acepciones:

“Señal hecha en una persona, animal o cosa, para distinguirla de otra, o denotar calidad o pertenencia”. 

También encontramos otro tipo de definiciones, en este caso para “marca comercial”:

“Una marca es un signo distintivo que indica que ciertos bienes o servicios han sido producidos o proporcionados por una persona o empresa determinada”

Es un término que está muy de moda y que generalmente asociamos a productos comerciales. Además, en los últimos tiempos se ha vuelto también muy popular hablar de “personal branding” o marca personal.


Cada marca se identifica con un nombre, un color, un símbolo, diseño o logotipo. En ocasiones simplemente con ver un color puedes reconocer una marca conocida: el rojo de Coca Cola, el azul de Samsung o el verde de Android. Esto puede suceder simplemente en el subconsciente sin que te des cuenta.

Una marca puede tener incluso una música asociada a ella. Es el caso de las melodías de Nokia o el sonido de inicio de Windows. Seguro que cuando escuchas un sonido como éste, incluso sin tener ninguna imagen, lo asocias sin querer a Windows (y Microsoft en este caso).


En el Oxford Concise Dictionary aparece el verbo “marcar” como “dejar una impresión inolvidable en la mente de una persona”. Alguien tiene “marca” cuando se distingue de los demás de algún modo, cuando ha conseguido que se le identifique como alguien individual y único.

Las marcas son percepciones subjetivas que se crean en nuestra imaginación. Cuando estas percepciones las comparten muchas personas, se genera una imagen y una identidad de esa marca, sea personal, comercial o de otro tipo. Esto sucede incluso con los países. La “marca Alemania” es eficiencia y la “marca Japón” es tecnología. Para la “marca España” me dices tú al final de la entrada lo que representa 😉

 

Marcas en el mundo de la música

 

Hay instituciones, músicos y otros profesionales relacionados, que mediante su actividad a lo largo de los años han conseguido establecerse como referentes o como individualidades: consiguen que sólo escuchando su nombre lo asociemos a una serie de características o a una determinada imagen.

Es el caso de algunos festivales: el Festival de jazz de San Sebastián, el Festival de Salzburgo, el Festival de Lucerna, o los Proms de Londres.

Todos ellos son sinónimo de una gran calidad musical, pero se distinguen también en cuanto al público al que van dirigidos:

 

  • El Festival de San Sebastián trae a músicos muy variados y tiene como objetivo un público de todo tipo de gustos relacionados con el jazz, un público cercano también a la música clásica, pasando por el flamenco, músicas del mundo y mezclándose con música popular. No es por casualidad que el Sponsor actual sea Heineken: una marca de cerveza que apuesta por una imagen de calidad pero que pretende llegar a una parte muy importante de consumidores y sin ser elitista.

 

En cuanto a los Proms, Salzburgo y Lucerna, todos son sinónimo de excelentes conciertos de música clásica. ¿Qué diferencias hay entre ellos?

 

  • En el caso de los Proms, hay un componente mucho más popular en ellos, de poder llegar a mucha gente, gracias a la posibilidad de conseguir entradas muy baratas (algunas para estar de pie). De esta manera se permite acceder a públicos que de otra manera no asistirían a conciertos de este tipo.

 

  • El caso de Salzburgo y Lucerna es totalmente distinto: están dirigidos a un público de mucho nivel adquisitivo, con un carácter de “exclusividad”. De esta manera consiguen financiar a través del alto precio de las entradas una parte importante de los costes. Esta imagen atrae además a “Sponsors” y mecenas que aprovechan la imagen de exclusividad para asociarla con su propia imagen de marca: Audi y Siemens por ejemplo.

 

Hay músicos y agrupaciones que también han creado su “marca”. Es el caso de Paco de Lucía, de Lang Lang, de Glenn Gould, de los Beatles, de Keith Jarret, de la Filarmónica de Berlín, de David Garrett, de Nigel Kennedy y de muchísimos otros. Se puede decir que tienen “su sello” propio:

 

  • Paco de Lucía ha conseguido mediante su irrepetible forma de tocar la guitarra y  gracias a abrir el flamenco a otras músicas, crear una “marca flamenco” más allá de nuestras fronteras. No hay nadie que sepa algo de flamenco y no sepa quién es Paco de Lucía.

  • Lang Lang ha conseguido ser un fenómeno social dentro de China. Hay muchos pianistas a los que musicalmente no les gusta (a mí personalmente no me entusiasma), pero hay que reconocer su gran trabajo como embajador y divulgador de la  marca “música clásica” en Asia: actualmente millones de asiáticos estudian piano en parte gracias a él.

  • La Filarmónica de Berlín es sinónimo de la más alta calidad en música orquestal.

  • David Garrett y Nigel Kennedy son dos violinistas que han traspasado la frontera de la imagen de “música clásica” para llegar a otro tipo de públicos:

 

En el caso de David Garrett, fíjate en el siguiente vídeo cómo cambia la imagen de lo que entendemos por “música clásica”. En el fondo no está haciendo nada muy diferente: un ritmo de fondo más cercano a la música moderna y “otra imagen” a través de su vestuario y de la puesta en escena. Hace poco hablábamos con Sara Águeda de este último aspecto. Él ya tiene creada su marca y la tiene muy bien definida: la gente ya sabe que cuando asiste a un concierto suyo no va a “un concierto de música clásica” sino a “un concierto de David Garrett”.


Por otra parte, existe también una “marca flamenco”, “ música clásica”, “música contemporánea” o “rock”. Cada una de las personas que hacen este tipo de música contribuyen a reforzar en una dirección o en otra la imagen e identidad de estos conceptos. Cuanto más relevante es la persona que la representa, más peso tiene en la imagen que tenemos de esa actividad.

 

Y si soy músico, ¿necesito crear mi marca personal?


No necesariamente, pero distinguirte siempre será positivo y te ayudará en tu actividad profesional. Una marca al fin y al cabo es lo que los demás perciben de ti: una identidad. De hecho algunos la construyen incluso sin quererlo: a través de la calidad de lo que hacen o de su originalidad.

En el caso de nosotros como músicos, siendo que las emociones son la forma más directa de dejar marca, deberíamos preguntarnos: ¿Impacto y llego a las emociones de los demás? ¿Tengo un sello propio que me distinga de otros, ya sea a través de la música que hago, cómo la presento, cómo la interpreto o por mi actividad pedagógica? Si no es así, probablemente puedas mejorar la forma de presentarte y darte a conocer como profesional.

 

Recuerda que crearte una marca personal como profesional no es promocionarte, sino un proceso en el cual partes de conocerte a ti mismo, saber quién eres y saber qué quieres transmitir para que a la hora de hacerlo sea auténtico. La promoción es el último paso.


###


Y tú, ¿qué músicos consideras que han logrado una “marca personal” más fuerte? ¿Cómo te distingues y potencias tu propia marca personal o institucional?

Mario Nieto

Soy pianista y musicólogo, coautor y cofundador de Emusicarte. Escribo sobre temas de actualidad musical, intentando dar pie al debate y la reflexión.

Deja una respuesta

*

2 comments

  1. Alberto

    Muy brillante post, Mario! Y muy necesario para el músico clásico tipo aquí en España, la mayoría de músicos tendemos a mirarnos demasiado el ombligo sin tener en cuenta quiénes son nuestros “consumidores” ni qué quieren de nosotros.

    • Efectivamente. Muchos estudiamos años y años en una dirección sin plantearnos muy bien qué papel juega lo que hacemos dentro de la sociedad. Más importante aún si cabe en nuestros tiempos en los que todo cambia muy rápido.

      Especialmente el músico clásico debe reflexionar sobre qué hace de especial y qué quiere transmitir y comunicar. Sobre todo siendo que nos llamamos y nos consideramos artistas. ¿O simplemente reproducimos y ejecutamos música según unas “reglas interpretativas” que aprendemos?

      Me parece muy importante saber responder a todas estas cuestiones.

Next Article10 curiosidades sobre Vexations, de Erik Satie