jodrnadas orientación música

El gran dilema musical… (segunda parte)

Hoy te traigo la segunda parte del post de Miguel Galdón, “El gran dilema musical”, donde nos cuenta lo que se dijo en las jornadas de orientación académico-profesional del Conservatorio Federico Moreno Torroba. En este segundo post podrás encontrar información sobre dónde estudiar y las ventajas e inconvenientes en caso de que sea en el extranjero. También contamos con la experiencia de dos jóvenes músicos titulados: Juana García y Miguel Rodríguez.

 

jornadas orientación música

 

Estudiar en España

Tras finalizar las Enseñanzas Profesionales de Música lo más habitual es continuar estudiando en España. Con el fin de darnos una visión de lo que son y cómo funcionan los Conservatorios Superiores, Víctor Pliego nos comentó las ventajas y los beneficios de estudiar en el Real Conservatorio de Música de Madrid.

Hizo especial hincapié en la equivalencia del Título Superior de Música al Grado Universitario, al ser equiparadas ambas titulaciones al Nivel 2 del Marco Español de Cualificaciones para la Educación Superior (MECES).

Habló de formación integral (aunque personalmente no la encuentro por ninguna parte), de los requisitos para acceder a los Estudios Superiores de música (bachillerato, prueba de acceso independiente y ¡dedicación exclusiva!), de las jornadas de puertas abiertas…

Fue una invitación a abrir la jaula de los leones sin saber domarlos. Los estudiantes preocupados por su futuro profesional tienen que conocer la realidad de la música clásica en España (y en el extranjero). Menos mal que para eso estaban las experiencias personales de compañeros que ya han finalizado los estudios superiores de música y están buscando su lugar en la industria musical. Pero de eso hablaremos un poco más adelante.

Realizar estudios musicales (o que tengan que ver con la música) en España está al alcance de cualquiera, pero como comentamos en la primera parte, antes de elegir debes conocer todas las posibilidades.

Estudiar en el extranjero

 
Xavier Suquía nos presentó una visión global de lo que implica realizar estudios musicales en el extranjero. Desde homologación de títulos, hasta planes de estudios.

A continuación ofrecemos una serie de precauciones y aspectos destacables (positivos y negativos) a la hora de estudiar música en los principales destinos fuera de nuestras fronteras.

 

Estudiar en el extranjero: Unión Europea

 

Precauciones:

  • El título de instrumentista no capacita para presentarse a las oposiciones para ser docente.
  • En los traslados de expedientes se reconocen automáticamente el 15% de los ECTS, aunque pueden superarse.

En contra:

  • El modelo imperante es el de 3 cursos (180 ECTS) para obtener el diploma de instrumentista, mientras que en España es de 4 cursos (240 ECTS).
  • Los másteres son de 2 cursos (120 ECTS) mientras que en España son solamente de 1 curso (60 ECTS).
  • Pueden solicitar una prueba de conocimientos del idioma previa al ingreso.

A favor:

  • Titulación Superior que se acredita con el suplemento europeo al título.
  • Los títulos tienen validez en toda la Unión Europea.
  • Los planes de estudios son muy similares a los españoles, con planteamientos muy generales.
  • Hay centros con un alto prestigio y excelente profesorado y trato al alumno. Funcionamiento muy eficiente, en la mayoría de los casos.
  • Posibilidad de integrarse en la vida profesional del país que, seguramente, tendrá un mayor consumo cultural que España.

Si quieres profundizar en la oferta de estudios de postgrado en Europa te recomiendo esta Guía de Másters de Música en Europa que han elaborado los compañeros de Gran Pausa.

 

Estudiar en el extranjero: Estados Unidos

 

Precauciones:

  • En el caso de cursar estudios equivalentes a grado, seleccionar asignaturas similares a las de las titulaciones españolas, tener información sobre la carga lectiva, contenidos curriculares y créditos de cada una de ellas, para en el futuro poder solicitar la homologación al Ministerio de Educación Cultura y Deporte (MECD).

En contra:

  • La flexibilidad curricular y la especialización dificulta la homologación a las titulaciones españolas. En muchas ocasiones no es posible homologarlas.
  • No siempre está clara la equivalencia en ECTS ya que cada universidad puede utilizar un método propio para cuantificar la carga lectiva.

A favor:

  • Titulación universitaria.
  • Planes de estudios con gran nivel de especialización desde el principio y con una gran flexibilidad curricular: jazz, pedagogía, interpretación, rock…
  • Gran diversidad de másteres y postgrados, y posibilidad de hacer un doctorado en interpretación.
  • Grandes medios y excelentes profesores.

Experiencias personales

 

Una Jornada de Orientación Académico-Profesional no podría dejar de lado a esas personas que han vivido recientemente, y en sus propias pieles, los problemas a los que se enfrentan los actuales estudiantes de música.

De este modo se presentaron dos experiencias personales que os presento a continuación:

 

Experiencia personal: Miguel Rodríguez

 

Miguel Rodríguez

Llegó el momento de volver a la realidad.

Hablando de la carrera interpretativa, Miguel dio una recomendación muy directa a todos los presentes: ‘el centro de estudios hay que elegirlo por el profesor’.

Siendo charro, Miguel eligió el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid para su formación por las posibilidades que ofrece la ciudad y por el profesor. Defiende que los estudios superiores se centran únicamente en la interpretación. Nada de formación integral. Si eres bueno con tu instrumento tienes todas las facilidades para sacar adelante las pruebas de acceso.

Con la intención de obtener una formación más completa, tras finalizar sus estudios superiores Miguel estudió un Máster en Formación del Profesorado que le habilita para ser docente en Educación Secundaria y Bachillerato y actualmente se encuentra finalizando un Máster en Gestión Cultural.

Además es co-fundador de la Barbieri Symphony Orchestra.

Miguel es un ejemplo del músico que se ha hecho a sí mismo y ha buscado alternativas profesionales acordes a sus intereses.

Finalizó su intervención diciendo: “da igual cuál sea vuestra elección profesional pero decidáis lo que decidáis, ¡a muerte!”.

 

Experiencia personal: Juana García

 
Juana García

Juana lo tenía muy claro. La música iba a formar parte de su futuro profesional. Por eso, mientras cursaba sus estudios musicales estudió turismo. Por si acaso.

‘Los conservatorios no están enfocados a la realidad de la música’. Juana también tuvo que cambiar de ciudad para estudiar con el profesor que quería y es que ella también recomienda elegir el centro de estudios en base al profesor de instrumento.

Ser músico de orquesta hoy en día es tremendamente complicado, pero en la industria musical tocar no lo es todo. Como ya hemos visto hay muchas oportunidades profesionales más allá de la interpretación. Juana cree que el músico tiene que reinventarse y ella apostó por la gestión cultural como salida profesional.

Juana García es presidenta de la Asociación Amigos de Amaniel, colabora con la Fundación Olivar del Castillejo desarrollando actividades culturales y con Music Above The Park donde aporta sus conocimientos a la programación de conciertos.

###

Y ahora llega tu turno. ¿Cuál es tu experiencia personal sobre estos temas?

Seguro que al compartirla muchos compañeros se sienten identificados 😉

Deja una respuesta

*

2 comments

  1. Pingback: ¿Instrumentistas o pedagogos? - Social Musik

  2. Rubén

    Una pregunta tengo una duda, para acceder a las enseñanzas superiores, el requisito académico es tener bachillerato? Se podría tener una FP superior?

Next ArticleEntrevista a Iberian & Klavier: Claves para ser internacional