dilema musical 1

El gran dilema musical…

Hoy tengo la enorme alegría de presentarte a Miguel Galdón en nuestro blog. Miguel es músico, gestor musical y emprendedor. Es miembro fundador de la Barbieri Symphony Orchestra, bloguero y experto en Social Media y Marketing Digital.

miguel galdón

Hace poco, Miguel tuvo la oportunidad de asistir a unas jornadas de orientación académico-profesional en el Conservatorio Federico Moreno Torroba. En ellas se habló de las salidas profesionales y el estado actual de la profesión de músico. Un tema que nos interesa a todos. A continuación Miguel te cuenta de lo que se habló.

 dilema musicalInstrumento de música, de Jose María Perez Núñez. Derechos

Una Jornada de Orientación Académico-Profesional es siempre una oportunidad de aprender de la experiencia de nuestros compañeros y profesores, y disponer de mayor información a la hora de elegir en qué dirección queremos continuar nuestra carrera.

El pasado lunes 23 de febrero se celebró en el CIEM Federico Moreno Torroba de Madrid una jornada de este tipo destinada a los alumnos de 4º, 5º y 6º de Enseñanzas Profesionales de Música. La idea estaba clara: ofrecer una visión global de las salidas profesionales relacionadas, de una u otra manera, con la música.

Tras las presentaciones iniciales y los agradecimientos a una organización que consiguió reunir a cerca de 100 personas entre alumnos y padres, Luis Ponce comenzó su ponencia citando al historiador escocés Thomas Carlyle:

“Puede considerarse bienaventurado y no pedir mayor felicidad el hombre que ha encontrado su trabajo.”

¡Y qué razón tiene!

A continuación se planteó el gran dilema…

¿Y una vez terminas las Enseñanzas Profesionales de Música, qué?

 

Ese es el dilema que todo músico ha sufrido en sus propias carnes, incluido un servidor, y no únicamente al terminar las Enseñanzas Profesionales sino también al finalizar las Enseñanzas Superiores.

Conocer las diferentes posibilidades e itinerarios para continuar vinculado al mundo de la música tras finalizar los estudios es vital para hacer una buena elección. Luis Ponce planteó el siguiente listado de posibilidades:

Actividades musicales profesionales

 

  •  Intérpretes: se trata de la opción más escogida por los estudiantes que terminan las Enseñanzas Profesionales de Música. Pero, ¿qué tipo de intérprete quieres ser? ¿Clásico? ¿De Jazz? ¿Quieres tocar en una orquesta o prefieres un grupo de cámara? Los que se decantan por la interpretación tienen que plantearse cuál es el contexto en el que quieren desarrollar su carrera y elegir un centro de estudios que se adapte a estas características.
  • Compositores: a estas alturas ya tenemos claro que la música está en todas partes y tiene un papel fundamental en el cine, en los anuncios de televisión o en la radio. ¿Te gustaría ser el que compone estas melodías? ¿Cuál es el tipo de música que te gustaría componer? Los Conservatorios Superiores ofrecen la posibilidad de formarse para ser compositor, y algunos centros de estudios como el Berklee College, incluso para especializarse en música de cine o para anuncios.
  • Directores: los interesados en convertirse en directores de orquesta pueden formarse a través de los estudios reglados de los Conservatorios Superiores o de cursos impartidos en diferentes centros públicos y privados. No obstante, la formación del director también debería incluir aspectos psicológicos (gestión de equipos), relaciones sociales (con los músicos, con los agentes y con los productores) y protocolo, entre otros muchos aspectos.
  • Luthiers: construir, ajustar o reparar instrumentos musicales es una profesión con salidas laborales muy interesantes pero con pocas alternativas de formación en España. Pero, ¿quién dijo miedo a salir a estudiar fuera? También existe la posibilidad de comenzar como aprendiz en algún taller de lutería o de asistir a cursos de verano especializados.
  • Técnicos de sonido: en cualquier espectáculo con música amplificada, o en cualquier grabación hace falta un profesional que se encargue de ecualizar los sonidos para que el resultado final sea óptimo. Puedes formarte en este campo a través de un Ciclo Superior en Sonido o con un Máster especializado en Sonología, como el que ofrece la ESMUC.

¿Quieres conocer el verdadero trabajo de un técnico de sonido?

  •  Docentes: otra de las salidas profesionales más habituales dentro del ámbito musical. Para ser profesor en una escuela de música es suficiente con haber finalizado las Enseñanzas Profesionales mientras que si se aspira a ser profesor de conservatorio es necesario el Título Superior de música y aprobar una oposición. ¿Sabes cómo preparar una oposición? 
  •  

    Para ser maestro especialista en música hay que estudiar Magisterio en la especialidad de Educación Musical, mientras que para dar clase en la Educación Secundaria o Bachillerato es necesario un Máster en Formación del Profesorado.

  • Musicoterapeutas: según la Asociación Catalana de Musicoterapia, la musicoterapia ‘es la aplicación científica del arte de la música y la danza con finalidad terapéutica y preventiva, para ayudar a acrecentar y restablecer la salud mental y fí­sica del ser humano, mediante la acción del profesional musicoterapeuta’.
  •  

    Para ser uno de estos profesionales existen numerosos Másteres y Postgrados especializados. Puedes consultar aquí los más destacados.

  • Investigadores y gestores de patrimonio: en este apartado englobamos a aquellos profesionales que se centran en el estudio y la recuperación de patrimonio musical como son los musicólogos o los documentalistas musicales.
  •  

    El principal referente en España en este ámbito es el Instituto Complutense de Ciencias Musicales(ICCMU).

  • Empresarios: hay muchas maneras de formar parte de la industria musical, y la vertiente empresarial es imprescindible para que los artistas podamos vivir de ello. Gestores culturales, agentes, productores… todos ellos aportan su granito de arena para que la música siga presente en los teatros y auditorios.
  • Editores: el mundo editorial se está reinventando con el desarrollo tecnológico y cada día se escriben nuevas obras que pretenden abrirse un hueco en el mercado. ¿Quieres ser de los que valoran las propuestas y escoge aquellas más interesantes para la industria musical?
  • Periodistas musicales: soy firme defensor de que necesitamos que la música clásica tenga una mayor repercusión en los medios de masas. Aunque algunos lo identifiquen directamente con ser crítico musical, creo que la labor del periodista musical es mucho más importante. ¿Eres músico y te encanta el periodismo?

 

Si eres de los que no tiene muy claro qué hacer después de terminar tus estudios musicales (sean los profesionales o los superiores), conociendo todas estas posibilidades, seguro que se te abren nuevos caminos profesionales.

¿Echas alguno en falta? ¿Cuál es el que más te gusta?

Deja una respuesta

*

10 comments

  1. María Cuenca

    Gran dilema… Y un tema del que se debería hablar mucho más y profundizar de una manera más real.
    Enhorabuena Miguel por el trabajo que haces!

    • Miguel Galdón

      Muchas gracias María, sin duda es un asunto importante y debería haber más información realista. Así que en ello estamos, en concienciarnos que hay muchas más posibilidades más allá de la interpretación, y tú bien lo sabes 😉

  2. Clara

    Muy interesante el artículo, Miguel, muchas gracias y mucha suerte con la Barbieri Symphony. Sigo tus instrucciones de comentar algunas profesiones con las que reorientar una vida laboral. Echo de menos unas cuantas profesiones vinculadas a la música que en muchos casos son desarrolladas por músicos: los gestores culturales especializados o relacionados con la música. Aunque en España lamentablemente muchos puestos de este tipo son ocupados por profesionales sin conocimientos de música, en otros países se incrementa la demanda de cualificación musical para su desempeño profesional. Por poner algunos ejemplos, hay músicos que trabajan como “orchestra manager” y en otros puestos vinculados con orquestas (atrileros, archiveros, producción, regiduría en teatros de ópera…). Dependiendo de los países, hay profesionales de la música que se especializan en derecho, en personal, en fundraising, en contabilidad, en comunicación y trabajan en medios (radio, prensa, webs) o insitutiones vinculadas a la música, como universidades, orquestas, festivales, escuelas de música o teatros musicales. En Alemania está comenzando a tener importancia una nueva carrera que da lugar al título de “Musikvermittler”, literalmente “mediador musical”, que trabaja para desarrollar nuevas audiencias, programas pedagógicos y sociales. Es el resultado de una sociedad que mira a largo plazo y fomenta la música clásica, a pesar de los recortes. Saludos!
    Clara
    https://claracriadokultur.wordpress.com/karriere-entwicklung/

  3. Pingback: Estudiar música en el extranjero. ¿La mejor opción? - miguel galdónmiguel galdón

  4. Pingback: Tocar en orquestas profesionales. ¿Misión imposible? | Social Musik

  5. Pingback: Diseña una estrategia para desarrollar tu carrera musical - miguel galdónmiguel galdón

  6. María González

    Buenos días,
    En primer lugar felicitar por la entrada, muy interesante.
    En segundo desearía preguntar por una opinión personal respecto a lo último,
    ¿cree usted que para ser crítico musical hay que ser músic0? Le agradecería mucho
    su respuesta y opinión respecto a ello con unos por qué. Estudio Musicología en la UGR
    y mañana se va a realizar un debate en torno a esta cuestión.
    Un cordial saludo

    • Miguel Galdón

      Hola María, muchas gracias por tu comentario. La verdad es que ser músico requiere de mucho esfuerzo, de mucho trabajo y constancia. Creo que cualquier persona que “juzgue” a un artista debe tener amplias nociones y conocimientos, así como empatía con el artista. No estoy seguro de si es estrictamente necesario ser músico o no, lo que no concibo es que los críticos (que muchos de ellos fueron músicos) no recuerden lo complicado que resulta salir al escenario. No digo que no haya crítica, pero cuando la haya, que sea constructiva, que aporte información de interés y no destruya carreras.

      Espero haberte ayudado un poco en tu pregunta 😉

      Un saludo

      Miguel

  7. Enrique

    Rectifico un error de tu artículo. La última pregunta debería ser “¿Eres músico y eres periodista?” Basta ya de intrusismo, hombre. Fastidia que un músico sin estudios llegue a promocionarse más y más rápido que otro que se ha tragado los 6 años de profesional y los 4 de superior, lo mismo pasa con los periodistas que han estudiado la carrera de periodismo en la universidad. Que hoy, cualquiera con una guitarrita ya se considera músico y cualquiera con un blog ya se titula a sí mismo como periodista. Estoy protestando como músico graduado en conservatorio y periodista graduado en universidad.

  8. Mauricio

    Hola yo me recibi de profesor superior de teoria y solfeo y profesor elemental de guitarra en un conservatorio privado soy de argentina me sirven estos titulos para dar clases por ejemplo en jardin de infantes o escuela primaria??

Next ArticleEl gran dilema musical... (segunda parte)