rafael aguirre recortada

Entrevistando a Rafael Aguirre: la guitarra como puente entre distintas músicas

Entrevistamos hoy a uno de los músicos españoles más destacados del panorama concertístico nacional e internacional: Rafael Aguirre. En los últimos años ha recorrido medio mundo con su guitarra obteniendo excelentes críticas allá donde actúa.

Con Rafa hablamos de su experiencia concertística, de su trayectoria y de su relación con otras músicas y con el público.

rafael aguirre


Hola Rafa, comenzamos con tus primeros pasos con la guitarra ¿Cuándo empezaste a tocarla y por qué elegiste este instrumento?

Yo creo a veces que no la elegí yo sino que ella me eligió a mí. La verdad es que hubiera podido tocar cualquier otro instrumento, ya que la música en general siempre me ha encantado desde chiquitito. Un día mi madre me preguntó si quería tocar el piano o la guitarra que era en aquella época los únicos instrumentos que se ofertaban en mi ciudad y yo al haber elegido mi hermano mayor anteriormente el piano pues elegí el otro pero hubiera podido ser al revés. Eso demuestra que en la vida no todo lo puedes elegir tú y eso a veces es bonito.


Dejaste muy pronto España por Alemania. ¿Qué diferencias encuentras en cuanto a la forma de vivir la música en los dos países?


Quizás la música es más entretenimiento que cultura en España, mientras que en Alemania se lo toman como parte de su estilo de vida. Ir a conciertos es casi una necesidad para sentirse como uno más de la sociedad alemana. Aquí en Alemania es un poco raro que alguien no vaya a conciertos o a la ópera de vez en cuando. También es verdad que al ser un país muy subvencionado por las grandes corporaciones y bancos en cuanto a cultura, los precios para ir a los conciertos son considerablemente inferiores a España. No obstante en España el que quiere cultura también la tiene. Yo recuerdo mis primeros conciertos y me sentaba en las butacas más baratas donde no había ni respaldo. Eso por la afición a la música y la educación que mis padres me han dado.

Quizás nosotros vivimos la música de una forma más pasional e incluso natural (bailamos más y cantamos más que los alemanes) porque nuestro folklore y música popular es mucho más rica (flamenco, jotas, pasodobles, chotis, copla etc etc). Esto se está perdiendo un poco y es debido a que vivimos una época cien por cien orientada hacia el consumo y el dinero, donde no le prestamos suficiente atención a lo que es nuestro, y lo que nos diferencia y nos hace realmente “ricos”.


Estudiaste con Joaquín Clerch, sin duda un gran referente mundial de la guitarra. ¿Qué le hace tan especial y qué te ha aportado como músico y guitarrista?


Joaquín es probablemente el maestro más completo que ha tenido la historia de nuestro instrumento, en mi opinión. Conoce la obra desde la perspectiva de un compositor que él mismo es, sabe explicar la técnica de una forma y sencilla, y domina todas los estilos y épocas a un nivel que pocas veces he visto. Por ultimo es un gran “motivador” para el alumno: siempre está a su lado en los momentos malos y buenos y se preocupa mucho por ellos. Una de las cosas que más me gusta de él es su capacidad para inspirar y ver las cosas siempre desde un nuevo ángulo y amar la obra aun más. Te traspasa su amor por la música con una sola clase. Le debo mucho.


La guitarra es un instrumento muy especial por ser un puente entre la música popular y la música clásica.  ¿Qué papel juegan los dos mundos en la música que interpretas?


Pues a día de hoy cada vez más toco música popular. Mi ultimo disco ha sido de música brasileña junto a 7 instrumentistas y me ha gustado mucho la experiencia. Intento integrar las diferentes técnicas de la guitarra (flamenca, clásica, folklore latinoamericano) en mi forma de tocar porque pienso que es muy enriquecedor. Quizás sea el punto fuerte que pueda tener la guitarra de cara al gran público. Le llevamos música clásica al público popular y música popular al público clásico. A mí no me gustan las etiquetas. Soy un guitarrista español que se formó en España, Alemania e Inglaterra que reside en Berlín y se crió en Andalucía con todo lo que ello conlleva. Pienso que no está bien cerrarse puertas a otros mundos musicales siempre que se haga desde el respeto y el cariño.


Muchos músicos buscan tener una carrera de concertista pero no saben exactamente qué se van a encontrar cuando lo consiguen. ¿Qué es lo que más te gusta y lo que menos de ello?


Lo que más me gusta es que es lo que siempre he querido hacer y me da momentos de mucha satisfacción sobre todo cuando puedes compartir esos momentos hermosos en los que el tiempo se para sobre el escenario y sientes que eres parte de toda esa magia y aura que el momento crea. Es un mundo de posibilidades infinitas y la creatividad que uno desarrolla y tiene que desarrollar hace que pasen cosas increíbles y no todo se quede incluso en el plano musical. Como concertista puedes dar un concierto, conocer a un embajador, una estrella del cine, ir a comer a un restaurante de tres estrellas y acabar bailando salsa con gente en la Habana y todo eso en un día. El precio que hay que pagar por todo eso es tener que perder muchas horas de tu vida dentro de un avión que a veces es bastante pesado. Madrugar muchas veces a mitad de la noche para coger un avión y un tren y llevar una vida desordenada que si te lo montas bien puede ser llevadera. Pero todo en la vida tiene sus pros y sus contras. Al final uno tiene que ver que es lo que quiere y sobre todo lo que le hace feliz. Hay gente que es feliz trabajando en una oficina 50 horas a la semana y otros que son felices pescando en su puerto. A mí no me gusta la rutina y seguiré haciendo esto mientras el cuerpo aguante y me haga ilusión toda esta locura de vida que llevo que al final es por ese ultimo suspiro que uno hace al final de un concierto y que me llena completamente como ser humano.

 

Rafael Aguirre calle

Eres también profesor en la Hochschule de Düsseldorf ¿Cómo combinas tu actividad concertística con tu labor pedagógica? ¿Qué te aportan tus alumnos como músico?


Es complicado. La verdad es que dar clases es una gran responsabilidad. Tienes a gente a tu disposición y para ellos la música lo es todo y lo han dejado para dedicarse a ella con todo lo que ello conlleva. A mí me cuesta bastante combinarlo pero intento escucharlos siempre que mi agenda me lo permite, y me hace muy feliz cuando veo que progresan y están contentos con la música, lo cual no es poco. Gracias a mis alumnos aprendo muchísimo ya que ellos me dan su punto de vista sobre aspectos humanos y musicales y teniendo que esforzarme tanto por explicar lo que tengo en la cabeza hace que yo me replantee en cada clase una mejor forma de afrontar problemas técnico-musicales. Es muy enriquecedor. Ojalá a ellos le pase lo mismo, jeje.


Has tocado en más de 20 países ¿Encuentras diferente el modo en que se vive la música de unos países a otros y su importancia? ¿Qué diferencias has encontrado?


Pues mira, Brasil es un campo de fútbol donde la gente esta que explota de alegría desde la primera pieza, EE UU se reserva para el final. Viena es bastante seria en su forma de reaccionar y solamente se entregan con gente que ha actuado muchas veces allí (por ejemplo José Carreras). El público español es de los más agradecidos y encima después del concierto se come como en ningún sitio. No sabemos lo que tenemos en nuestro país hasta que viajas mucho…


La media de edad en los auditorios es más bien alta, tanto en España como en buena parte del mundo occidental. ¿Qué podríamos hacer para atraer más a los jóvenes? ¿Es la guitarra una excepción, o también se nota que el público envejece?


Yo pienso que esto es como la ecología. Todo empieza dando ejemplo, siendo cercano . Cuando alguien se acerca y te pide un autógrafo o te hace una pregunta tienes que intentar tratarlo con cariño y respeto porque a lo mejor es la primera vez que escucha un concierto así sentado en una silla sin moverse y yo pienso que aunque lo que hagamos nosotros a primera vista pudiera parecer algo hermético en comparación con un concierto de pop, si se hace con pasión puede llegar a cualquier persona de cualquier edad y así atraer cada vez a más público. Pienso que la responsabilidad está también en los medios y los organizadores (imagen y publicidad del concierto que se haga). A mí me gusta mucho ser relajado, contar chistes y hablar con el público. No me gustan los protocolos y esas cosas. Pienso que el público debe sentirse bien si ha decidido entrar al teatro y para mí ellos son sagrados. Me han dado todo lo que soy.


Has dado ya 8 giras por EEUU ¿Qué puedes decir del público americano? ¿Cómo se vive la música allí?


El publico americano no tiene prejuicios ni etiqueta la música. Ellos quieres escuchar variedad y disfrutan con una forma de tocar temperamental, variada y con un artista cercano y abierto. La música allí que más se escucha es la pop y el hip hop y la clásica es de minorías. No obstante la guitarra española es algo que adoran y siempre me han acogido bien.


¿Qué proyectos tienes a corto y medio plazo? ¿De qué modo cuenta España dentro de tus planes?


Bueno ahora acabo de grabar dos discos. Uno con la chelista Nadège Rochat y el otro de música brasileña con la formación Classica Brasileira, capitaneada por la flautista Anette Maiburg. Son mis primeros discos de música de cámara y popular. Espero presentarlos pronto y habrá gira de conciertos. Proximamente seré asistente de David Russell en Londres durante un festival, una leyenda de la guitarra, y tocaré en mi querida Granada. Un concierto de especial importancia será en Baviera, en la temporada musical de Landshut, donde seré el primer guitarrista que actué en mas de 25 años y donde nombres como Grigori Sokolov, Mitsuko Uchida o la Mahler Chamber Orchestra son invitados habituales. Es una gran responsabilidad por todos los prejuicios que el publico filarmónico tiene hacia la guitarra. Espero hacer un buen papel.

Respecto a España mi interés es de primer orden y estoy empezando a cerrar fechas con algunas orquestas y festivales, así que muy ilusionado de poder tocar pronto por mi tierra. Mi próximo compromiso será el 17 de Julio en los jardines del Auditorio Manuel de Falla de Granada. Las otras fechas se pueden encontrar en mi pagina de Facebook o en mi web http://www.rafael-aguirre.com/conciertos/

rafael aguirre parque

Ademas de estudiar mucho y tener cualidades ¿qué hay que hacer para poder sobresalir y destacar con el gran nivel que hay hoy en día?


Muchas ganas de comerte el mundo, pasión por lo que haces y una personalidad férrea a prueba de bombas. Cuando empiezas a destacar no todo son sonrisas a tu alrededor y hay que saber defenderse, como en el fútbol. Mira lo que nos ha pasado en el mundial. No hay que bajar la guardia nunca. Creatividad a raudales, para pensar en programas interesantes y atractivos y trabajar mucho el aspecto audiovisual que es el que impera hoy día gracias a Facebook y Youtube. Por ultimo y no menos importante saber levantarse cada vez que uno se tropieza o algo no sale como no esperabas. Con cariño y amor por la música todo sale mejor. Rodearse de gente que apoye nunca viene mal ya que el músico se suele desmotivar por lo menos una vez al día. Somos gente muy sensible. Pero es normal y que nadie se desanime, todo lo contrario, ganas y pasión y sobre todo trabajo y disciplina. El resto sale…


¿Te gustaría hacer incursiones en el jazz o en el flamenco? ¿Qué puede aprender la música clásica de estas músicas?


Sí, es algo para lo cual me estoy preparando, más en el flamenco que en el jazz. He tocado música de Gershwin que no es muy típico para un guitarrista y la música brasileña está muy cerca del jazz en algunos aspectos. Ojalá el día tuviera más horas, jeje.

La música clásica a veces no es tan rítmica como la popular y pienso que deberíamos saber un poco de cómo se acompaña a una cantante y sobre los diferentes ritmos que pueden hacer que en un scherzo de una sinfonía de Mendelssohn o Schumann o incluso Bruckner nos sintamos más libres para acentuar y sentirla intensamente.

Tienes una gran experiencia internacional. ¿Qué consejos le darías a los músicos españoles que quieren probar suerte fuera de España? ¿Qué te gustaría haber sabido antes de salir?


Pues tienen que saber que cada país es un mundo con una idiosincrasia y hay que tener paciencia. Yo recomendaría quedarse donde uno tiene más conciertos y si uno sale fuera que sea a sitios donde conozca mucha gente. Aunque a veces también está bien arriesgarse porque se aprende mucho de ello y nunca el tiempo es perdido. El mundo de la música es de trabajo de hormiguita y nunca sabes dónde puedes dar el pelotazo. Lo importante es sentirse a gusto y ser feliz con lo que uno hace. Eso puede ser en Valdepeñas o en Nueva Zelanda dependiendo de la persona. El mejor consejo que les puedo dar es que tengan una visión realista de lo que pueden conseguir, que no se engañen a sí mismos y a partir de ahí que luchen por sus sueños sin escuchar a nadie más que a ellos mismos. La vida es muy corta y hay que darlo todo por lo que quieres, así que suerte a todos!

 

Si todavía no has escuchado a Rafael Aguirre, te recomiendo este vídeo para conocerle mejor:

Mario Nieto

Soy pianista y musicólogo, coautor y cofundador de Emusicarte. Escribo sobre temas de actualidad musical, intentando dar pie al debate y la reflexión.

Deja una respuesta

*

1 comment

  1. Jacinto Herreras Martín

    Sólo puedo sentirme sorprendido y maravillado, de un concertista con tanta limpieza y exquisitez como Rafael Aguirre. Yo no había oído hasta ahora, volar los sonidos por un universo imaginado.. . (A pesar de tener un hijo, guitarrista de jazz)
    Le saca unos sonidos a la guitarra clásica, más bien diría que exterioriza su alma.
    Mi más enhorabuena al sobrino de mi admirada amiga poeta Carmen Aguirre.
    Un abrazo para todos
    Jacinto

Next Article"La clave del nuevo siglo es tener la mentalidad abierta" Entrevista a Hugo Sellés