emprender musicos recortada

Guía para emprender en música: 5 aspectos importantes

En los pasados posts hemos hecho un repaso a músicos y agrupaciones que están apostando por proyectos y propuestas diferentes a lo habitual. En esta pequeña guía de “emprender en música” vamos a analizar algunas de las características que comparten.

musicos emprender

He´s got magic fingers de Lotus Carroll. Derechos

Estas son las tres entradas de la serie:

 

Todos los ejemplos parten de una idea muy pensada y muy bien ejecutada a todos los niveles. A continuación te muestro 5 aspectos a tener en cuenta para desarrollar una propuesta innovadora como ellos:

 

1. Define tu idea o “producto”

 

  • La idea: lo primero de todo es tener claro lo que quieres hacer dentro de tus capacidades y posibilidades. Para ello nada mejor que conocerte muy bien a ti mismo y a tus compañeros de viaje. Como has podido ver en los ejemplos, muchas veces no se trata de hacer algo radicalmente distinto, sino que se pueden conseguir grandes resultados haciendo pequeños cambios sobre una idea ya existente, presentándola de otra manera, o con una historia diferente detrás. En el caso de “Piano Battle”, no han hecho más que recoger una tradición de hace 200 años y la han actualizado a nuestros tiempos.

 

 

  • El nicho: si te distingues con tus propuestas y ocupas un lugar único dentro de la escena musical, no tendrás que preocuparte de la competencia. Todos los ejemplos que te he mostrado en la serie son de algún modo únicos en lo que hacen. Sara Águeda por ejemplo, ha apostado por un nicho muy específico: las arpas históricas, y lo ha unido con el teatro.

 

 

  • Autenticidad: una de las características principales de las agrupaciones es la participación de todos sus miembros en las decisiones que se toman. Esto crea una unión muy fuerte dentro de la agrupación, la cual se transmite de forma muy intensa en el propio escenario. Aquí está la clave de la “autenticidad”, de la que muchas veces se habla: la congruencia y alineación con tus ideas, tus objetivos, lo que eres y lo que quieres transmitir. Si es compartido por los demás miembros de la agrupación, el resultado final es mucho más potente. Es el caso de “Berlin Chamber Players”, el “Ensemble Resonanz” y “Spark, The Classical Band”. Todos ellos tocan además sin director.

 

  • Congruencia: a su vez, es importante que seas congruente con lo que estás haciendo. Es la mejor y única forma de tener éxito a largo plazo. Ya hemos visto en otro post la importancia del porqué a la hora de subirte a un escenario. No es qué haces, sino por qué lo haces lo fundamental a la hora de comunicar y llegar a tu público.

 

  • Calidad: otro aspecto en el que me gustaría incidir es la calidad final de tu propuesta. Hoy en día hay una oferta amplísima de música, arte, ocio, etc. Como has podido ver en todos los ejemplos que te he mostrado, hay un mínimo de calidad y profesionalidad muy alto en cualquiera de ellos. El público se ha vuelto muy exigente: tiene acceso a música y vídeos las 24 horas del día: Spotify, YouTube… Por ello, lo que persigue al ir a un concierto no es simplemente escuchar música, sino vivir experiencias que le saquen de su vida cotidiana y le transporten a otros mundos. Debes buscar por tanto la excelencia en todo lo que hagas.

 

  • Experimentación: no te puedes permitir el lujo de presentar algo “normal”. Para ello prueba, experimenta, encuentra lo que te funciona, falla y vuelve a probar.

 

¿Eres intérprete? Compón, arregla o improvisa.

¿Eres compositor? Súbete al escenario y toca o dirige.

 

RESUMEN: busca la excelencia, pero olvídate de la perfección, la cual lleva a veces a la insatisfacción continua y al inmovilismo. Para ello, ábrete a experimentar con otros estilos de música, otras artes, otras disciplinas, otros formatos, con la electrónica, la tecnología, etc

 

 

2. Cuida el marketing y tu imagen

 

 

A muchos músicos no nos gusta el marketing y no nos gusta vender. Es lógico, pues hemos estado apartados de este capítulo toda nuestra vida, dedicándonos por completo a perfeccionar nuestras habilidades musicales.

 

Pero hoy en día es imprescindible. No basta con hacer algo distinto y que merezca la pena ser visto / escuchado: debes convencer de que es así y debes comunicarlo de forma efectiva.

 

Un músico profesional debe distinguirse no solamente por la calidad de lo que hace, sino por la forma de presentarlo. Esto se puede conseguir teniendo en cuenta los siguientes puntos:

 

  • Si te fijas en los ejemplos de la serie, todos tienen una página web muy cuidada, unas fotos profesionales y un logo. Transmiten de esta forma una imagen única y distintiva de sus proyectos. Esto es lo que en otros ámbitos se conoce como “branding” o “marca personal”. No es otra cosa que diferenciarte y hacerte único.

 

  • Muchos de ellos tienen vídeos profesionales para presentarse o presentar sus proyectos. El papel del vídeo hoy en día es fundamental. Por medio de YouTube podemos llegar a cualquier espectador, y si gusta se puede viralizar. Además, la música es mucho más que sonido. Un vídeo puede transmitir muchas más cosas. De nuevo resalto la importancia de la calidad: la producción de los vídeos es muy buena en los ejemplos de la serie y desprende profesionalidad. Tenlo en cuenta para tus proyectos.

 

  • Otro de los imprescindibles es la grabación de un CD. El objetivo de un CD hoy en día no es vender miles de ellos, como podía ser hace años, sino servir de carta de presentación de tu trabajo. Por supuesto, también puedes obtener algunos ingresos por su venta.

 

  • En algunos casos, también puedes acceder a un dossier artístico o portfolio en PDF, donde se resume lo más importante sobre el proyecto, el artista o la agrupación. Un estupendo ejemplo es el dossier de Tropos Ensemble, donde puedes hacerte una idea muy rápida de quiénes son y cuál es su propuesta.

 

  • Cuenta una historia que defina lo que eres, lo que haces y por qué lo haces. De esta forma podrás transmitir mucho mejor la esencia de tu propuesta y tu personalidad.

 

Como dice Douglas McLennan, director de ArtsJournal:

 

“Lo importante es crear experiencias a lo largo del tiempo dentro de un proceso, y no de vender un concierto, porque eso no define lo que haces”. Fuente

 

RESUMEN: cuida tu imagen y diferénciate por medio de tu página web, fotos, logo, vídeos, grabaciones y dossier artístico. Cuenta una historia que comunique de la mejor forma posible tu idea.

 

3. Encuentra y define a tu público

publico

Audience, Alhóndiga fingers de Igorza Zalbidea. Derechos

Hace no tantos años la cultura estaba muy jerarquizada y la sociedad se dividía en grupos sociales más homogéneos. La música clásica, la ópera, el arte o los museos eran territorio “culto” para la clase acomodada: la llamada “alta cultura”. Después estaban por otro lado la cultura popular y las músicas populares, en sus diferentes manifestaciones, con el jazz a caballo entre una y otra.

 

Pero todo esto ha cambiado a gran velocidad. Las nuevas generaciones no distinguen entre “alta cultura” y “baja cultura”. Los museos y las artes se han abierto a todo el conjunto de la sociedad y la música no es una excepción.

 

Como has podido ver en la serie, todos los músicos tienen una imagen muy definida del público al cual se dirigen. Muchos de ellos además, tienen distintos conceptos y formatos de concierto según el público al cual quieren llegar. Es el caso del Ensemble Resonanz, el festival de Esslingen o el Brossa Quartet. El Ensemble Resonanz es sin duda uno de los mejores ejemplos de cómo abrirse a todo tipo de público con su propuesta “Urban Strings”.

 

Es fundamental por tanto que le pongas ojos y cara al público que va a asistir a un concierto tuyo. Esto no significa que tengas que definir tu propuesta en función de ello. Es más importante en este sentido que decidas qué estética, qué formato y qué presentación vas a utilizar. La misma música presentada de otra forma, en otro contexto o en otro espacio cambia completamente su significado.

 

Tu objetivo debe ser crear tu propia comunidad de fans. Conectar con tu público antes, durante y después del concierto. Permanecer en contacto con él a través de las redes sociales y las nuevas tecnologías. Citando de nuevo a Douglas McLennan:

 

“No hay que ver las artes como un producto, sino como un proceso en el que la comunidad participa antes, durante y después del concierto. Fuente

 

Para crear tu comunidad de fans ten en cuenta lo siguiente:

 

  • Habla el mismo lenguaje que el público al que quieres llegar.
  • Respeta su opinión, acepta las criticas y sé honesto.
  • Crea confianza con tu público siendo accesible y abriéndote al diálogo.
  • El objetivo último debe ser conseguir atraer a tus fans a todas tus actividades y que te tengan presente. Hoy en día esto es posible a través de las redes sociales y las nuevas tecnologías.
  • En tres palabras: comunicación, comunicación y comunicación.

 

RESUMEN: piensa en el público que va a asistir a tus conciertos desde el primer momento. Ten en mente estrategias para conectar con él y poder crear poco a poco tu propia comunidad de fans.

 

4. Sé flexible y empieza pequeño

 

 

La flexibilidad es una característica fundamental para los nuevos músicos y agrupaciones. Muchos de ellos tienen o han empezado con un tamaño reducido. También colaboran según el proyecto con artistas externos: pueden ser 2 o 20 personas según el trabajo que quieran desarrollar.

 

Cuanto más pequeño además, más facilidad y rapidez para tomar decisiones, más facilidad para encontrar financiación y realizar giras. No es casualidad que los “ensembles” se hayan multiplicado en los últimos años. Han surgido también orquestas nuevas, pero estas últimas lo tienen mucho más difícil para conseguir una temporada de conciertos regular por los enormes costes que conllevan.

 

Empezar pequeño te permite además experimentar y probar todas las ideas que quieras desarrollar hasta dar con las que mejor funcionan. En este sentido, merece la pena adoptar la filosofía “lean” procedente del campo empresarial:

 

Lanzar pronto y validar en el mercado la idea, intentando no construir el producto perfecto, sino un producto que resuelva la auténtica necesidad del cliente”.

 

Esto es precisamente lo que hicieron en el Festival de Esslingen mencionado en la segunda entrada de la serie: partir de una pequeña idea germen van experimentando

y creciendo año a año, desechando las propuestas que no funcionan y abrazando lo que funciona.

 

5. Aprende conocimientos de gestión

 

 

Si quieres tener éxito a medio y largo plazo tendrás que aprender a gestionar tú mismo tu proyecto. Lo que hoy en día está muy de moda y se conoce como DIY o “do it yourself”. Hasta que tengas un mínimo de repercusión y se interese por ti alguna agencia de management, tendrás que aprender tú mismo a:

 

  • Conseguir conciertos
  • Trazar un plan de marketing y definir tu imagen
  • Vender tus entradas y tus grabaciones
  • Comunicarte con tu público
  • Conseguir financiación y llevar a cabo un plan de negocio

 

En otras palabras: tendrás que aprender a funcionar como una empresa y dominar todos los aspectos de ello. No basta por tanto con tocar muy bien: es necesario pero no suficiente. Esta ha sido una de las claves del éxito de la Aurora Orchestra o la London Contemporary Orchestra: su planificación empresarial.

 

###

 

Hasta aquí 5 de los puntos más importantes a la hora de desarrollar una idea innovadora. A continuación te dejo algunas entradas del blog para profundizar sobre aspectos comentados en esta guía.

 

 

Si te ha parecido útil, ¡compártelo con tus contactos! 😉

Mario Nieto

Soy pianista y musicólogo, coautor y cofundador de Emusicarte. Escribo sobre temas de actualidad musical, intentando dar pie al debate y la reflexión.

Deja una respuesta

*

Next ArticleCómo construir una carrera musical: lo viejo y lo nuevo