HugoCantabria2(1)

“La clave del nuevo siglo es tener la mentalidad abierta” Entrevista a Hugo Sellés

Hugo Sellés es un pianista afincado en Dinamarca, de formación clásica y a la vez muy interesado por el rock y el jazz. Con él hablamos de la importancia de conocer y abrirse a otras músicas, así como de su experiencia en la producción de su propia música entre otros temas.

hugo selles nieblaHugo en Cantabria, su tierra

Hola Hugo, comenzamos por el principio. ¿Cómo empezaste a tocar el piano y cuándo decidiste que querías dedicarte a ello?

 

Hola Mario, antes de nada agradecerte que me hayas concedido un espacio en el blog de Emusicarte. Respondiendo a tu pregunta, comencé a los 6 años, si no recuerdo mal, mis padres me preguntaron si quería tocar el piano y enseguida respondí entusiasmado que sí. Poco después mi tía me regaló un piano y, aunque en aquellos momentos no sabía lo que supondría, ya desde un principio estaba convencido de que era la música a lo que me quería dedicar.

 

Estudiaste en Musikene piano clásico y después te desplazaste a Madrid para aprender sobre producción musical. ¿Qué te ha aportado cada etapa?

 

Hasta que tenía 18 años mi sueño era entrar en el superior, con bastante desconocimiento de lo que suponían unos estudios universitarios, pero mi etapa en Musikene estuvo cargada de altibajos debido a un gran cúmulo de factores. Por el lado negativo, a veces mi situación anímica personal no era la idónea para poder realizar estudios de tipo artístico; también influyó, en cierta medida, la desilusión al ver que el sistema lectivo era bastante similar al Grado Medio… Sin embargo, he valorado de forma muy positiva, y más aún al afianzar los conocimientos adquiridos con el paso de los años, la calidad de los profesores con los que pude trabajar en el centro: Marta Zabaleta, Ricardo Descalzo, Gabriel Loidi, entre otros.

Más tarde me desplacé a Madrid porque quise alejarme del mundo clásico por una temporada. Siempre me ha interesado especialmente la grabación y todo lo relacionado con ese otro mundo paralelo tan importante para cualquier músico. Pese a que los estudios que realicé en SAE Institute tenían un poco de esto, estaban más enfocados a la parte del “negocio” de la música. Aunque quizá eché un poco en falta algo más de visión internacional, sí que aprendí mucho sobre propiedad intelectual, los diferentes contratos discográficos, acerca de los sistemas de promoción, algo de economía y organización de eventos, etc. Pero el problema con este tipo de materias es que están en continuo cambio y probablemente ahora mismo haya cosas en las que yo mismo esté desfasado. Esta etapa, además, me ha aportado buenos amigos y contactos en distintos sectores de la música.

hugo selles escenario

 

Desde hace un año vives en Dinamarca. ¿Qué nos puedes contar de tu estancia allí? ¿Qué diferencias encuentras respecto a la forma de vivir la música?

 

Comencé mis estudios de máster en la Royal Danish Academy of Music hace casi un año y ya desde un principio pude apreciar diferencias notables en muchos aspectos. Independientemente de que Copenhague sea una ciudad acogedora y cómoda para vivir, la importancia que se le da a la cultura en los países nórdicos es admirable. Tan sólo citar que, por ejemplo, el centro en el que realizo mis estudios tiene planificados, a día de hoy, unos 50 conciertos de cara al próximo semestre (finalmente serán muchos más…). Asimismo, a principios de julio es el Festival de Jazz y la programación de cada día comienza a primera hora de la mañana. Hay música por todos los rincones, tanto de pago como gratuita. Además, a la vez, el Festival de Roskilde y otras tantas actividades que se podrían enumerar (y esto solamente en lo que se refiere a música). En definitiva, me parece maravilloso que en este pequeño rincón del planeta cuya población es menor a la de la Comunidad de Madrid, tengan bien claro que la cultura no es sólo esencial para el ser humano, sino también un motor económico.

 

Habiendo conocido ya tres centros distintos de estudios superiores, ¿qué crees que podría mejorarse en la formación actual de los músicos en los Conservatorios Superiores?

 

Tengo entendido que la implantación de Bolonia en los Conservatorios Superiores de España no se ha ido realizando de una manera muy exitosa. Lejos de juzgar si este proceso educativo europeo es adecuado o no, dado que ese es otro debate, una de las grandes carencias presente en los centros nacionales es la falta de visión de futuro. Es una opinión compartida por muchos otros compañeros con los que he podido contactar, no sólo pianistas, sino otros tantos instrumentistas, compositores y músicos de jazz que se han visto obligados a quedarse en el extranjero tras sus cursos de especialización o a cambiar de ámbito por completo. Hay claros ejemplos, y si no mal recuerdo leí un artículo al respecto precisamente aquí en Emusicarte, sobre otros sistemas educativos que amplían más el futuro profesional de sus estudiantes, diversificando las opciones laborales de un músico al abordar temas como la crítica musical, el marketing y la publicidad, etc. De igual manera, un Estado que entienda y apoye la cultura y brinde oportunidades a sus futuros músicos, de la misma forma que debiera hacerlo con tantas otras ramas, es fundamental.

 

Desde hace tiempo compaginas tu formación en piano clásico con tu interés por el jazz y por músicas modernas. ¿Cómo lo haces y qué papel representa cada música en tus proyectos actuales?

 

Siempre me ha interesado cualquier música que llegue a mis oídos. Creo que esa también es una clave en este nuevo siglo: tener una mentalidad abierta. He escuchado mucho jazz y rock desde adolescente, tanto en discos como en vivo, y siempre me ha gustado juntarme con gente para tocar cualquier cosa o improvisar. A veces, tristemente, sucede que en clásico eso es difícil de encontrar. Mucho de lo que he aprendido ha sido de forma autodidacta, consultando libros y partituras o simplemente sentándome delante del piano o teclado y experimentando. Y es algo que por supuesto sigo haciendo. En mis diferentes proyectos trato de mezclar todo esto. De hecho, por ejemplo, Psychic Equalizer es precisamente eso: fusión de clásico, jazz, rock, ambient, etc.

Psichic EqualizerPortada dePsychic Equalizer

 Hace poco has sacado un disco que está disponible para ser comprado a través de iTunes. ¿Cómo enfocas la promoción y la venta de tu disco? ¿Se vende más online o offline?

 

Así es, se trata del segundo ep con el proyecto que mencioné previamente: Psychic Equalizer. Aparte de estar disponible en iTunes, lo he autoeditado a su vez en formato físico incluyendo el primer ep y canciones adicionales. Aunque el lanzamiento gozó de bastante repercusión en Cantabria, tanto en periódicos como en televisión, la promoción se está centrando por el momento en medios digitales. La revista Mondo Sonoro se interesó por el proyecto, y algunos blogs también muestran su interés, como la crítica realizada en MainlyPiano. El próximo día 5 de agosto ofrezco un recital de piano en Madrid, en el que además incluiré un tema del disco. Los conciertos siguen siendo la mejor arma de promoción. En cuanto a las ventas, puede que todavía sea un poco pronto para hacer una valoración, pero sí que noto una inclinación mayor hacia el formato cd. Posiblemente se deba a que es un estilo de música dirigido a un público que aprecia una edición física bien elaborada.

 

El papel de los discos ha cambiado mucho en los últimos tiempos. ¿Qué ha supuesto para ti todo el proceso de grabación del disco y qué has aprendido de ello? ¿Cómo realizas el marketing de tu disco?

 

Es cierto, antes eran una sustanciosa fuente de ingresos para compañías discográficas, que finalmente se acabaron convirtiendo en grandes multinacionales. Hoy en día estas empresas están en claro declive mientras, de forma paralela, no dejan de nacer discográficas independientes de mucha calidad. Mi visión del marketing se asemeja, dentro de las limitaciones existentes al tratarse de una autoproducción, a la que pudiera realizar Edition Records, por citar un ejemplo. Una clara definición del producto, qué es y a quién va dirigido: hay que tener claro que independientemente a la calidad artística del material grabado, hay todo un compendio de cuestiones y detalles a abordar a la hora de promocionar un disco (tipo de música, rango de edad del público potencial, materiales de promoción, etc.). Por mi parte, he procurado hacer llegar la noticia del lanzamiento a todos aquellos medios que les pudiera interesar, tanto en fase de “precalentamiento”, como una vez el disco estaba en el mercado.

También he tratado de cuidar mucho la imagen, tanto en facebook como en mi página web – y de igual manera con el videoclip promocional y las ediciones digital y física: creo que es vital que una producción tenga un diseño que la identifique. Además, Copenhague es una ciudad que me ha inspirado para volver a la vieja usanza de la cartelería, por desgracia prohibida en gran parte de Madrid, y que en un mundo totalmente informatizado es una herramienta muy útil para captar la atención de cualquier melómano que se dé un paseo por las calles de su ciudad.

Respondiendo a tu primera pregunta, he aprendido una barbaridad. Ambos eps están mezclados por mi, pero el segundo fue todo un reto dado que la producción es mucho más ambiciosa. Aunque conté con la ayuda de mi buen amigo y productor Jose Armando Corona en los pasos finales, durante varios meses me vi solo ante el peligro. También he aprendido mucho sobre todo el proceso de organización de una grabación y a cómo lidiar con problemas técnicos, con diferentes personalidades, horarios, visiones artísticas… y un largo etcétera. Es un tipo de actividad muy pero que muy interesante y que, en general, los músicos clásicos suelen disfrutar pocas veces.



hugo selles grabandoHugo grabando uno de sus proyectos

 

¿Qué otros proyectos tienes a corto y medio plazo? Tienes un proyecto sobre el grupo de rock Supertramp. Háblanos de ello.

 

En pocos días voy a Italia, al Curso Internacional de Piano de Ferrara. Tras esto, el concierto en Madrid que mencionaba previamente y después de unos pocos días de descanso por Cantabria, de vuelta a Copenhague. Aquí tengo previstos varios conciertos durante el primer semestre, tanto en música de cámara como solo, pudiendo destacar el proyecto del que formaré parte en noviembre interpretando la Sonata para dos pianos y percusión de Béla Bartók. A su vez, estoy componiendo la banda sonora para el próximo cortometraje de Marcos F. Aldaco, con quien ya tuve oportunidad de trabajar para su documental sobre Enrique Gran: ‘En los Brazos de la Luz’.

 

El proyecto sobre Supertramp es algo que venía rondando mi mente desde hacía ya cosa de un año y que ahora por fin está cobrando forma. Consiste en improvisaciones y arreglos para piano en diferentes estilos, basados en varios temas del grupo. Ya hemos realizado la grabación, experimentando con diferentes técnicas microfónicas, y estamos sumergidos en el proceso de mezcla. Tras la pausa de verano, estará casi listo para ver la luz.

 

Por último, ¿qué consejos le darías a un músico que está cursando los estudios de grado superior para su futura carrera profesional?

 

Sé que puede resultar un tanto obvio, pero me parece fundamental tener en cuenta que hay que escuchar música. Muchas veces, nosotros pianistas especialmente, nos encerramos horas y horas delante del instrumento y eso no nos va a convertir en mejores músicos, solamente en mejores ejecutores de una partitura. Quizá menos obvio, pero desde mi experiencia de igual importancia, tener la mayor mentalidad abierta posible: el abanico de posibilidades es enorme. No todos van a acabar siendo el nuevo gran concertista de la década y no por ello dejarán de ser valiosos: a veces enfocamos nuestra creatividad por el camino erróneo.

 ###

Si quieres conocer el trabajo de Hugo, aquí puedes escuchar uno de los temas de Psychich Equalizer:

Mario Nieto

Soy pianista y musicólogo, coautor y cofundador de Emusicarte. Escribo sobre temas de actualidad musical, intentando dar pie al debate y la reflexión.

Deja una respuesta

*

Next ArticleHe acabado los estudios de música, ¿y ahora qué?