¿Qué papel juegan la programación, las discográficas, el público y los nuevos formatos? Expoclásica 2014 (3)

En esta tercera entrega sobre Expoclásica te contaré los cambios que está habiendo tanto en el trabajo de las discográficas, como en la forma de entender la relación con el público por parte de empresas e instituciones a la hora de programar un concierto.

 

 

Maider Múgica: ¿Qué papel tiene una discográfica hoy en día?

 

maider múgica

Maider Múgica hablando durante su turno

 

Maider, trabaja actualmente como Manager de Universal Music Spain. Nos ofreció varias de las claves de lo que es el trabajo de una discográfica en estos momentos:

 

  • Para las discográficas, la crisis actual no es simplemente económica, sino que han tenido que transformar y reinventar su forma de trabajar en la última década. En este sentido, han pasado a trabajar con los artistas en lo que llaman un contrato de 360º: la grabación de un CD es ahora una parte más de su trabajo, junto a la representación artística, adquisición de conciertos, branding y merchandising entre otros.

 

  • Destacó la importancia de la programación desde el punto de vista de un disco: la correcta elección de un repertorio de cara a grabar un CD. Hay actualmente cientos de grabaciones de las mismas obras, por lo que se piensan muy mucho el sentido que tiene grabar un repertorio otra vez.

 

  • El disco se enfoca en artistas mediáticos y con carisma. La calidad de la grabación por sí misma no es suficiente para tener éxito en ventas.

 

  • Es muy importante que el disco tenga un hilo argumental o una historia detrás, no puede ser simplemente una sucesión de obras. En este sentido coincidía con las ideas expuestas para la programación de conciertos por parte de otros ponentes.

 

  • El producto físico debe aportar un valor añadido por su diseño o su contenido.

 

  • El reto que comparten con los programadores es el de buscar nuevo repertorio. Están muy abiertos a fusiones y experimentos con otras músicas, como por ejemplo la mezcla de música clásica y música electrónica.

 

  • Si un artista es muy mediático, puede estar justificado sacar una grabación de música que ya haya sido grabada cientos de veces. ¿Por qué? Porque los jóvenes de hoy en día están creciendo con sus nuevos ídolos y quieren escuchar cómo tocan las obras más conocidas.

 

Felix Palomero: ¿Qué papel juega el público a la hora de programar un concierto?

 
Félix Palomero
 
Felix trabaja actualmente en Musiespaña, una de las agencias de artistas españolas más importantes. También ha desempeñado funciones muy diversas en la dirección de instituciones como la Orquesta Sinfónica de Galicia. la Escuela Reina Sofía y la Fundación Albéniz.

 

Ofreció varios puntos interesantes sobre los que reflexionar:

 

  • Entender el público como un elemento más de la cadena de valor del hecho musical que incluye a intérpretes, editores, gestores, programadores, agencias de artistas, etc.

 

  • Ha habido demasiada imitación en estos últimos 30 años, sin que muchas instituciones ofrezcan un valor distintivo. En este sentido coincidía con Miguel Ángel Marín en que hay mucho espacio para variar la programación y sorprender al público.

 

  • Los modelos verticales en los cuales los gestores deciden todo en su despacho y el público va simplemente a escuchar el concierto deben ser sustituidos por otros modelos más transversales donde el público pueda participar con la institución y dar su propia voz. De esta forma se refuerza además el papel de las instituciones.

 

  • Pensar que hay que darle al público lo que este quiere también es un error. Pero por otro lado no hay actualmente todavía un atrevimiento de integrar al público en muchos casos.

 

Hay que decir que respecto a la participación del público, las redes sociales han abierto un canal fundamental para ello. David Peralta tiene un estupendo blog de música y social media donde nos habla de ello, explicando la importancia que tienen hoy en día para la orquestas y otras instituciones.

 

Antonio Moral: nuevos formatos y experimentación

 
bach vermut
 
Antonio, director del CNDM (Centro Nacional de Difusión Musical), nos explicó lo bien que está funcionando este proyecto, iniciado hace apenas cuatro años en plena crisis. En el CNDM, que sustituyó al CDMC (Centro para la Difusión de la Música contemporánea) han pasado a programar jazz y flamenco entre otros ciclos en el Auditorio Nacional, lo que trae a un público totalmente distinto al que estamos habituados. Pero el ciclo que sin duda está siendo la estrella este año es el Bach-Vermut. ¿No sabes aún en qué consiste? Pues a continuación te lo explico:

 

  • Concierto de solamente una hora de duración.

 

  • Los sábados por la mañana, a las 11:30 se abren las puertas y se invita al público a un aperitivo.

 

  • Se sitúa una pantalla gigante en el escenario para poder ver cómo toca el organista. Con especial atención a los pies, que es sin duda algo espectacular de ver.

 

  • Al salir del concierto se les ofrece un Vermut, con el programa BACH JAZZ! que consiste en versiones de obras de Bach,  interpretadas por grupos de jazz.

 

  • Resultado: todos alucinados de cómo funciona el órgano. Las entradas se agotan cada vez más rápido y el órgano se está convirtiendo en un “fenómeno social”. Es perfecto, porque el público lo ve como un lugar de fiesta, se lo pasa en grande y además escucha música de Bach. Antonio destacó además la concentración absoluta con la que el público disfruta del concierto.

 

La idea surgió de la infrautilización del órgano del Auditorio Nacional, que solamente se emplea en obras que lo requieren, y estas no son tantas. En los años 80 hubo un ciclo de órgano al que acabaron yendo solamente 150 personas en la Sala Sinfónica y decidieron quitarlo. El órgano es un instrumento que funciona mucho mejor en una iglesia, pues es su espacio natural.

 

Antonio insistió además en algo que ya hemos mencionado en este blog varias veces: la importancia de lo visual. En una iglesia o una catedral tenemos unas vistas estupendas durante un concierto. En un auditorio, ver a un organista como un punto diminuto a cientos de metros no resulta muy atractivo. De ahí que la idea con la pantalla gigante funcione a la perfección, ofreciendo además el espectáculo visual de la ejecución del órgano.

 

###

 

Hasta aquí esta tercera parte del reportaje. Como ves, todos los campos están interrelacionados: la programación, el papel de las discográficas, la perspectiva de una agencia de representación… Todos estamos al final en el mismo barco y hemos de buscar soluciones juntos a los problemas con los que nos enfrentamos en nuestro día a día.e

Mario Nieto

Soy pianista y musicólogo, coautor y cofundador de Emusicarte. Escribo sobre temas de actualidad musical, intentando dar pie al debate y la reflexión.

Deja una respuesta

*

Next Article7 razones por las que tener un Blog de música