rafael murillo compositor header entrevista

“Llega una gran generación de intérpretes” – Entrevista al compositor Rafael Murillo

 

Rafael Murillo, aparte de un musicazo y un pedazo de compositor, es de esas personas que cuando las conoces no te dejan indiferente, que transmiten energía continuamente y que comunican de una forma muy personal y divertida. Nos conocimos en el CSMA en las pruebas de acceso a composición hace ya unos cuantos años, finalizando la carrera en el 2013 junto con un compañero más. Te invito a que lo conozcas un poco mejor y a que conozcas también su trabajo. Personalmente creo es muy interesante y sobre todo fresco en el ámbito de la composición contemporánea española.
Allá vamos 😉

 

Rafael Murillo compositor

Rafael Murillo, compositor.

 

Hace un año que terminaste los estudios superiores de composición. Después de tu salida del CSMA, cuéntanos, ¿qué estás haciendo actualmente?

Estoy estudiando un máster en música electrónica en el CSMKG de Madrid y además pasé las pruebas en el Det Jyske Musikkonservatorium de Aarhus para estudiar un master en composición con Simon Steen-Andersen que empezaré en Septiembre.

 

¡Vaya! por lo que veo el próximo año vamos a ser vecinos. ¿Por qué elegiste escandinavia como destino?

Es un lugar fresco -y no sólo me refiero a la temperatura-, abierto, con recursos y con ganas de innovar en el terreno musical. Me parece interesante mucha música de la que se está haciendo por allí y en concreto la música de Simon Steen-Andersen, que será mi profesor.

 

¿Tienes algún proyecto paralelo a tus estudios?

Además de estos proyectos relacionados con mis estudios participo en el ensemble de teclados Alter Face -junto a Lluïsa Espigolé, Tomeu Moll y Daniel Buendía- y en el ensemble DRAMA! dirigido por Nacho de Paz.

 

Algo he oído del ensemble DRAMA! Viendo la presentación en su página oficial de Facebook, no me despierta otra cosa que curiosidad. ¿En qué consiste?

Es francamente difícil concretar “qué es” DRAMA! y creo que eso es precisamente uno de sus principales valores, ¡tiene vida propia!. Digamos que los límites del ensemble tradicional -estéticos, conceptuales, etc- se desdibujan para dar espacio a otras manifestaciones, propuestas, etc.
Se podría decir que somos una consecuencia-herencia directa de aquello que ahora se denomina “teatro posdramático”, pero partiendo de la música y no del teatro.

 

¿Algo así como un ensemble con proyectos interdisciplinares que abarcan más allá de los límites estéticos musicales tradicionales?

Exacto. Decimos que desdibujamos los límites estéticos porque en DRAMA! se ha colado el humor, el absurdo, el pop, etc., elementos que hasta ahora parecían no tener demasiado espacio en la nueva creación musical. Nosotros proponemos un trabajo exhaustivo y una búsqueda de la excelencia musical sin necesidad de “torres de marfil” o intelectualismos estériles. Queremos ser un ensemble sincero y que se lo pase bien haciendo música.

 

Ahora voy entendiendo mejor tu atracción por el norte de Europa… Hablabas también de límites conceptuales.

Hablamos de difuminar los límites conceptuales en el sentido de que el músico ya no sólo toca su instrumento, sino que existe una conciencia de “interpretación total” donde las posibilidades de los intérpretes se multiplican más allá de tocar el clarinete o el piano: ellos mismos son el “instrumento”.

 

¿Quiénes lo componéis?

DRAMA! está formado por un grupo de amigos o de amigos de amigos a los que les/nos interesa la música contemporánea. Tenemos cerca de 22 músicos “asociados” al proyecto -si bien por cuestiones de formato, el núcleo más habitual es de 10 músicos aproximadamente- y 3 personas para coordinación, producción y comunicación.

Hemos tenido la gran suerte de que Nacho de Paz accediera a dirigirnos. Digamos que es un poco nuestro hermano mayor y nos echa un cable para que todo funcione bien.
Somos un ensemble muy joven que nos hemos presentado al público hace bien poquito, aunque la mayoría de los músicos que lo conforman llevan tocando juntos -también bajo la dirección de Nacho de Paz- cerca de 4 años en el Taller de Composición del Conservatorio Superior de Música de Aragón. La media de edad del ensemble es de 23-24 años, pero es sorprendente la altísima calidad. Sin duda llega una generación de intérpretes muy potente.

 

No te pierdas el vídeo promocional de DRAMA! para el festival MIXTUR14 🙂

 

DRAMA MIXTUR14 from DRAMA! on Vimeo.

 

¿Qué tipo de público va a los conciertos de DRAMA!?

Ya te digo que llevamos poquito, pero es un público bastante joven y abierto, no necesariamente vinculado a los ciclos habituales de música contemporánea. En general parece que gusta. Existe todavía la sorpresa.

 

¿Con qué opiniones os estáis encontrando?

En el último concierto, en el festival Mixtur, tuvimos muy buen feedback por parte del público; salimos muy contentos y hemos recibido muchos correos felicitándonos por la iniciativa. Naturalmente, no hicimos una encuesta de satisfacción, pero la sensación general fue buena.

 

drama ensemble promo

Una de las muchas fotos colaborativas en la página oficial de Facebook de DRAMA!

 

¿Tiene algo que ver con todo esto el ensemble de teclados Alter Face, al que también perteneces?

Digamos que sí y que no. La diferencia es más de “estilo”, repertorio, etc. Pero sí, existen cosas en común: en Alter Face los instrumentistas -igual que en DRAMA!- ven ampliadas sus posibilidades más allá del piano, pero hacemos bastante hincapié en el concepto “tecla”. Cualquier utensilio, instrumento, etc en el que intervenga una “tecla” es susceptible de ser utilizado por nosotros. Además, el pianista deja de ser un ente solitario, para formar parte de un ensemble de teclados.

 

¿Qué compositores interpretáis?

En ambas agrupaciones, tocamos compositores bastante jóvenes y poco habituales en nuestro país. Además, intentamos dar voz a jóvenes compositores españoles que nos gustan.

 

¿Dónde y cómo representáis los conciertos?

Actualmente estamos participando en algunos festivales nacionales e internacionales, y justo ahora, con Alter Face, hemos empezado a participar en un espacio de coworking en Barcelona donde prevemos liarla un poco.

 

¿Os encontráis también al mismo tipo de público que con DRAMA!?

Alter Face es una agrupación un poco más consolidada que DRAMA!. Los auténticos fundadores -Lluïsa Espigolé y Tomeu Moll- tienen a sus espaldas mucha experiencia y un público. No obstante, a quien le guste Alter Face es posible que también le guste DRAMA! y viceversa pese a que ambas agrupaciones tiene un perfil estético bastante diferenciado.

 

cuarteto de pianos alter face en una grabación

Ensemble Alter Face en una grabación.

 

¿Por qué la música?

Soy músico por vocación en el sentido más literal de la palabra: tuve una experiencia muy fuerte con 13 años escuchando a la escolanía de Montserrat. Ahí decidí que quería ser músico. Desde el minuto 1 me interesó la composición.

 

¿Y por qué la composición?

De manera natural empecé a escribir ideas, a improvisar, a imitar a los compositores que me gustaban. Recuerdo pasar horas y horas en el piano probando enlaces de acordes, pensando melodías, etc. No te sabría decir exactamente lo que me llevó a empezar a componer por aquel entonces pero así fue.

 

¿Qué inquietudes te llevan a componer música actualmente? ¿Cual era tu visión de la música al inicio de tus estudios superiores con respecto a ahora?

Ahora compongo porque me gusta componer, tampoco sabría decirte mucho. Lo hago porque me sale de manera natural. La visión que tenía antes acerca de la música y la composición ha cambiado en que al principio de mis estudios, la música era algo casi mágico o incluso sagrado, prácticamente inalcanzable; ahora tengo una visión más humana y práctica, aunque soy consciente de su importancia y su valor oculto.

 

¿Qué experiencias han hecho que Rafael Murillo componga como Rafael Murillo?

Creo que el darme cuenta de cuál es mi papel en esto de la música y de lo importante que es ser libre y dejar de pensar en cómo los demás van a recibir lo que tú haces. Todavía sigo en ello. Hace unas semanas, cuando miraba las partichelas de mi última obra -llenas de corcheas y negras- me daba cierto vértigo. Pero ese “vértigo” es lo que me indica que voy por el buen camino. Dice Tolstói que “la tranquilidad es una bajeza moral”¿no?.

 

Estuviste una buena temporada en Düsseldorf y en Colonia, Alemania. ¿Qué te aportó esta estancia y qué ha significado para tu carrera musical?

Fue una época de muchos descubrimientos, de escuchar mucha música, de probar muchas cosas -gracias a los medios ofrecidos a los alumnos en los conservatorios alemanes- y de reflexionar sobre mi música. En definitiva, una época de mucho aprendizaje. Toda esta reflexión después cristalizó en las obras que he ido componiendo desde mi vuelta a España.

 

¿Se vive en Alemania la música de otra forma?

Sí, allí la música forma parte de la vida cotidiana de las ciudades, de la cultura base del ciudadano medio, etc. En España, definitivamente no; la música sigue siendo un hobby, un caramelo, pero no una pieza básica de la alimentación cultural del país.

 

¿Qué diferencias encontraste entre Alemania y España respecto al mundo de la composición?

Respecto a España, todas. En Alemania hay medios, ganas, interés… Pero por otro lado sería mentir decir que en España está todo mal. En mi caso, he tenido la suerte de haber estudiado en el Conservatorio Superior de Música de Aragón, que es un auténtico oasis de calidad entre los centros musicales superiores de España. El CSMA está a la altura de lo que yo, personalmente, he visto en Alemania.

 

Volviendo a tu etapa de estudiante en Zaragoza, en tu fin de carrera pude escuchar dos obras que realmente me impactaron: una es Escena 7 (Resucita Loto) y la otra How To Make un Gazpacho. Me parecieron unas propuestas realmente innovadoras, en las que estoy seguro de que al público le entraron hasta ganas de participar!

Primero de todo, muchísimas gracias, y luego, bueno… tal vez la clave podría estar en el tipo de relación que la obra -por su idiosincrasia- establece con el público: por un lado yo soy público de mi obra, y soy el primero que quiero participar en lo que escucho y me esfuerzo en ello y segundo que los músicos son también -literalmente- público de la obra. Una especie de espectador ideal que comenta la acción y al mismo tiempo participa en ella -dando voz a la audiencia- y son personaje al mismo tiempo. El espectador se ve reflejado inevitablemente en los músicos, en sus acciones y comentarios.

Este concepto está basado en la “tragedia griega”, no en los temas -que en mi caso suelen ser bastante sencillos, poco ostentosos, divertidos, curiosos-, sino en el formato. Son obras “compuestas” desde el primer momento de creación como entramado de diferentes ámbitos artísticos. Para ello, utilizo como objeto musical elementos escénicos, teatrales, vocales, visuales, sonoros, etc., intentando crear una obra unitaria y no a través de superposiciones. Lo que unifica no es el “tema” si no la relación de materiales que conforman todos los estratos estructurales de la pieza.

 

Daniel Buendía en Resucita Loto

El pianista Daniel Buendía en el concierto de la ópera colectiva Resucita Loto, Escena 7.

 

Todo esto es un tipo de reto diferente al que los instrumentistas están acostumbrados…

Pedirle a los instrumentistas que hagan cosas más allá de su instrumentos puede acarrear algunos problemas, y en casos de obras muy físicas como la de How To Make un Gazpacho, incluso lesiones. El hecho de que los cuatro pianistas deban correr, tirar vasos, cortar sobre tabla, encender y apagar batidoras, tocar percusión, etc., conlleva un riesgo en el escenario y roza verdaderamente lo peligroso. En el estreno de How To Make un Gazpacho teníamos mucho miedo de que los músicos pudieran caerse al correr, cortarse con los cristales rotos, pero al final, fue tocando el instrumento, con un mal movimiento de la mano el momento ”drama” del concierto. Ironías del destino que se dice.

 

¿Es por eso por lo que has decidido especializarte en electroacústica?

Jajaja, no, en realidad no me estoy especializando en electroacústica, simplemente consideraba que debía ampliar mi formación en este ámbito para disponer de más herramientas para poder componer. Por otro lado, admito que siento cierto placer en poner en riesgo a los intérpretes…

 

Jaja mientras no te lo devuelvan en el día del concierto… Veo una relación directa de la idea del ensemble DRAMA! con esto que comentas. ¿Es difícil encontrar músicos dispuestos a, como has dicho antes, ser un instrumento ellos mismos? ¿Cómo se adaptan los músicos a estos nuevos retos?

En nuestro caso no ha sido nada difícil. La mayor parte de los instrumentistas ya habían tocado alguna obra mía de este estilo y se lo habían pasado bien. La creación de este ensemble ha sido la consecuencia natural de haber tenido una buena experiencia realizando este tipo de trabajo y de habernos encontrado un nutrido grupo de freaks jajaja.

 

Has comentado lo de implementar los conocimientos de electroacústica en tu actividad compositiva. ¿Mezclas esos dos lenguajes -el electrónico y el acústico- en tu trabajo, o por el contrario te inspiras de la electrónica para crear mundos sonoros acústicos?

En ocasiones sí y en ocasiones no. Ahora mismo estoy metido en una obra mixta, para clave preparado, electrónica y vídeo y acabo de terminar una puramente instrumental que se ha estrenado en el festival MIXTUR de Barcelona. Para mí componer es lo mismo en cualquier ámbito y la electrónica sería otro instrumento más, con sus recursos, particularidades propias, etc. La influencia por lo tanto es en todas direcciones: de lo instrumental en lo electrónico y viceversa. Si hablamos de “mezclar” sería más justo decir que es el lenguaje, la literatura y la poesía el ámbito que se ha colado de manera transversal en mi música. Estudié canto y tal vez aún no me haya desligado del lenguaje y de la voz. De alguna manera, sigo cantando y haciendo a todos cantar.

 

Escena7 // ResucitaLoto from DRAMA! on Vimeo.

Title ~ Escena 7 // Resucita Loto
Composer ~ Raf Mur Ros
Ensemble DRAMA! + Marina Pardo + Fabio Barrutia
Conductor ~ Nacho de Paz

 

Al hilo de todo esto, a veces es difícil equilibrar la balanza de “conectar con el público” – “hacer lo que a uno le gusta”. Por la sinceridad de tus composiciones y el claro paralelismo con tu personalidad, estoy seguro de que hacer lo que te gusta, lo haces, pero lo que no se puede negar es que además conectas con el público de una manera muy directa ¿Cómo lo haces?

Con sinceridad, hago la música que me apetecería escuchar a mi, soy bastante egoísta en ese sentido, pienso poco en si les gustará a los demás, aunque tengo la íntima convicción de que si a mi me gusta, les puede gustar a otros.

 

Bueno, pero alguien puede pensar algo como: “sí, pero todos los compositores hacen la música que les gusta…”.

Pues a partir de ahí no te puedo dar ninguna explicación más. Aunque permíteme decirte que no tengo tan claro que todos los compositores hagan la música que les gusta.

 

¿Por qué crees que existe este divorcio entre el público y la música actual en España?

“La pregunta”… Pese a que me da cierta pereza responderla, te podría decir que es difícil contestarla sin herir demasiadas sensibilidades.

 

Lo siento… tenía que hacerla 😉

Bajo mi punto de vista, hay un gran problema en la programación de las obras de música contemporánea y en la calidad de los grupos. Así como está habiendo un cambio generacional en los ensembles, creo que está sucediendo este cambio en el público. La gente joven que no es músico ya no sólo no se escandaliza ante la música de hoy, sino que además se siente bastante cercana a compositores y músicas de ahora y que muchos programadores consideran un horror. Esto, como comprenderás, es un problema. El concepto del divorcio del público con la música contemporánea está lleno de polvo y polillas, y son los que todavía hablan de esto el mayor freno para la música de hoy.

 

¿Existen alternativas a ese repertorio que comentas, y que se programa mayormente en las principales salas de España?

Sí. No sólo hay un repertorio alternativo, sino que es necesario que se cuele ya de una vez en las salas de conciertos y se renueve lo que se puede escuchar en este país.
Los grupos a los que te referías, ¿son grupos con una media de edad joven o más mayor?

Son los grandes dinosaurios de la música de este país -a los que seguro que les debemos de agradecer mucho-, pero que siguen tocando las mismas obras, o las nuevas obras de los compositores de “de toda la vida” desde que se fundaron, y que cuando tocan obras de jóvenes compositores, las tocan mal y a desgana. Tal vez no les interese demasiado.

 

Primera página de Domestic 1, de Rafael Murillo

Fragmento de Domestic #1, de Rafael Murillo.

 

Aparte de la música, ¿desarrollas parte de tu actividad en otras artes?

Dedico bastante tiempo a escribir, pero considero que lo que hago no está tan maduro como para darlo a conocer. En ocasiones, escribir antes de componer me crea un estado de concentración óptimo para ponerme a trabajar.

 

¿Escribes sobre tus inquietudes, tu vida, sobre ficción, poesía, …?

Experimento con el lenguaje y el ritmo; casi que no dejo de hacer música en realidad.

 

¿Qué planes tienes a corto-medio plazo?

Quiero dedicarle dos años más a mi formación como compositor, consolidar los dos proyectos instrumentales en los que estoy implicado -ensemble DRAMA! y Alter Face- y luego… Ni idea.

 

Ahora llega una ronda de preguntas rápidas de estas que se responden sin pensar 😉 Ahí va la primera: ¿Algún compositor de culto al que admires y que no te hayas atrevido a confesar hasta ahora?

Con sinceridad, soy bastante bocazas y no tengo miedo de hablar de lo que me gusta. ¿Quieres que responda Arvo Pärt o algo por el estilo, verdad?

 

Jaja…, sabía que detrás de tu temperamento se encontraba otro Rafael más calmado 😉 ¿Un joven compositor que te parezca interesante?

Manuel Rodríguez Valenzuela y Fran Cabeza de Vaca. Te digo dos, soy así de rebelde.

 

¿Con qué gran compositor te irías de cañas?

¿Invita él o yo?

 

Invito yo, ¡qué menos! ¿Sibelius o Debussy?

Hoy, Debussy. Mañana veremos.

 

¿Webern o Schönberg?

Schönberg. Una vez soñé que hablaba con él en un tranvía…

 

¿Boulez o Rihm?

Estuve en un seminario con Rihm y se portó extraordinariamente bien conmigo. Es un musicazo y un personaje peculiar y llamativo.

 

¿Lynch o Chaplin?

Lynch. Aunque no acabo de entender la relación.

 

¿Estudias o trabajas?

Hago las dos cosas. Soy camarero en un restaurante Japonés. ¿Qué te parece? Te recomiendo los niguiris de anguila fume, una maravilla.

 

Por último, un profesor que te haya marcado. ¿Por qué? (te dejo pensar)

Alicia Arnau, profesora de filosofía en bachillerato: un ejemplo de bondad, inteligencia, integridad, humildad… Lo que me gustaría ser “de mayor”.

 

###

Hasta aquí la entrevista, si quieres seguir el Blog y mantenerte actualizado de las futuras publicaciones, suscríbete en la parte derecha de esta misma página… Hasta la próxima! 😉

 

Ismael Palacio

Compositor nacido en Zaragoza y residente en Lund, donde estudio un máster en composición con Luca Francesconi. Programador web y cofundador de Emusicarte.

Deja una respuesta

*

Next Article¡Envíanos tu foto artística de músico o agrupación!