classical next recortada

Reportaje ClassicalNext en Viena 1/2: ¿España, dónde estabas?

La semana pasada tuve la oportunidad de visitar el encuentro de Classical Next en Viena, donde se trataron temas del presente y el futuro de la música clásica. Y de la no tan clásica, porque si algo me ha quedado claro es que hay mucho movimiento y las barreras cada vez se difuminan más. Muchas de las “showcases” (exhibiciones), en las cuales se presentaban artistas seleccionados se hicieron en un club de jazz llamado “Porgy and Bess”, toda una declaración de intenciones.

classical next“Showcases 2” por Eric van Nieuwland

 

Lo primero que me llamó la atención fue la poca representación española en un evento en el cual se habló de asuntos muy importantes. Es cierto que estaba el Instituto Catalán de Cultura con algunas empresas y a través de Odradek Records vinieron personas como Javier Negrín (pianista internacional), Enrique Valverde (director de ExpoClásica, la ClassicalNext española) o Eva Represa, futura gestora cultural. No obstante se echaron de menos representantes de instituciones educativas y de gestión musical que pudieran participar en las conferencias y mesas redondas. Allí había representantes de centros musicales australianos, universidades y salas de conciertos inglesas, stands de países enteros, asociaciones de orquestas inglesas y francesas… En resumen, una ocasión única para compartir impresiones, opiniones e ideas sobre la situación actual.


Además, por si fuera poco, ¡teníamos a un músico español entre los seleccionados para las “showcases”!: Joan Martí Frasquier. Cierto es que quizá no era Eurovisión, ni el Mundial de Fútbol, pero creo que Joan se merecía algo más de publicidad, pues ha pasado demasiado desapercibida esta noticia en mi opinión.

classical next joan marti frasquierJoan Martí tocando en ClassicalNext por Eric van Nieuwland

 

Pero no pasa nada, allí estaba yo y puedo contarte lo más llamativo de las jornadas 😉

 

El encuentro se dividía en varias zonas: una parte con stands de países, organizaciones y empresas; tres salas de conferencias y mesas redondas; por último distintas salas de concierto donde por la tarde tenían lugar las exhibiciones:

mesa redonda

stands classical next
Fotos por Eric van Nieuwland


Innovación contínua


¿Por qué la gente joven no va a conciertos de música clásica pero sí a otros sitios “cool”? Esto se preguntaba David Pay, director artístico de Music on Main en Vancouver, Canadá. Nos habló de emprender en música y cómo lo había aplicado él en el centro que dirigía: se pusieron el objetivo de atraer público de 25-35 años a los conciertos que organizaban. Para ello estuvieron investigando y sacaron dos conclusiones principales:

  • Muchos de ellos no iban por no saber el protocolo de un concierto clásico o por sentirse raros en él.

  • A la mayoría les resultaba difícil entender el lenguaje y la jerga que se utiliza para presentar la música y los programas de concierto. No sabían muy bien cómo o por qué escoger un concierto u otro.

Así, empezaron a experimentar y a salirse de la hoja de ruta habitual: cuartetos de cuerda en clubes de jazz, conciertos al aire libre sin el protocolo habitual, etc. El resultado ha sido muy exitoso y ya hay muchos lugares en donde se están haciendo propuestas similares.

Uno de ellos es en Londres, donde William Morris nos mostró el proyecto The Night Shift, de la Orchestra of the Age of Enlightenment donde también se presentan conciertos en otro formato:

  • Música en directo también en el vestíbulo: DJs, bandas de distintos estilos…

  • Ambiente de luces diferente. Posibilidad de consumir bebidas durante el concierto.

  • Marketing en un tono y lenguaje distinto al habitual, más cercano a como se presenta en clubs.

  • Precios asequibles (9-15 libras) y horario a partir de las 10 de la noche.

  • Mucha conexión y “engagement” con el público, durante el concierto y a través de las redes sociales.

  • Presentación del concierto para acercar la música que se va a tocar al público.

La iniciativa es todo un éxito desde hace ya algunos años. Tocan música de todo tipo, pues el público en general no conoce mucho repertorio y le da igual Vivaldi que Tchaikovsky si pasa un buen rato. Hicieron además varias campañas de Crowdfunding muy exitosas para financiarlo. Pero nada mejor que un vídeo para que entiendas un poco por dónde van los tiros:

 


Otro lugar donde se han apuntado a una iniciativa es en Basel, Suiza con Ynight. Se llama así por intentar congregar en ellos a la llamada generación Y. Desde hace ya un año tienden un puente entre música clásica y música popular. Todo en un ambiente de club, con uso de elementos visuales durante los conciertos:


Streaming


A estas alturas poca gente debe quedar que no sepa qué es el Streaming. Es la palabra de moda y suena bien, ¿verdad? No hay duda de que ahora mismo está en pleno auge y no paran de salir nuevas plataformas y modelos de llevar la música a tu móvil, tu ordenador o cualquier otro dispositivo, ya sean conciertos en directo o grabaciones de cualquier tipo. Varios apuntes de lo que se escuchó:

  • “La sala de conciertos que en 2020 no tenga su propio sistema de “streaming” en directo, estará en completa desventaja”. Frase del director del Wigmore Hall de Londres.

  • Muchas compañías de la industria discográfica siguen sin tener claro cómo enfocar su actividad. El Streaming sigue sin convencerles como modelo sostenible: Spotify, Pandora.

  • Sitios como Berlín con su Digital Concert Hall o Viena en la Ópera de Viena ya se han apuntado al Streaming. En esta última hay un sistema para ver sus representaciones en directo, pudiendo elegir subtítulos, ver la partitura al mismo tiempo y comentarlo en Social Media en distintos canales con muy alta calidad de vídeo y audio.

Evidentemente no es cuestión de que todos los auditorios y salas presenten sus conciertos en directo a través de internet, pero muchas seguro que podrían pensar en ello…La tecnología ha llegado para quedarse.

¿El GPS de la música?


The Music Animation Machine se presentaba como “el GPS para el oyente”. Se trata de un programa mediante el cual transforman sonido en imagen para presentar una especie de guía visual a la persona que escucha música, sea en casa o en un concierto en directo. El resultado visual tiene esta forma:


Hubo opiniones para todos los gustos tras la presentación. Algunos se preguntaban si realmente era necesario durante toda la escucha tener un elemento visual de guía mientras otros lo veían muy atractivo de cara a un público menos formado o acostumbrado a escuchar música.

Showcases en ClassicalNext


Varios artistas se presentaron a lo largo de las jornadas, la mayoría haciendo cosas distintas a lo que vemos habitualmente. Como explicaba al principio del reportaje, muchos de los conciertos se hicieron en el club de Jazz “Porgy and Bess” donde durante las actuaciones podías comer y beber. Había buen ambiente y mucho público. Las fronteras entre géneros no hacen más que difuminarse y así se pudo ver en muchas de las actuaciones que hubo. Joan Martí-Pasquier , seleccionado por el jurado de Classical Next presentó su proyecto “Colours”:

 

Otra de las actuaciones que me resultó más llamativa fue la del grupo sueco Nomoremusic que se presentaba con “there are no more four seasons” donde modificaban la música de Vivaldi con música electrónica y con luces. Lo más interesante de todo fue hablar después con el compositor, que me contaba lo versátil que era el espectáculo: lo habían presentado tanto en teatros, como en clubs y salas de fiesta.


 ###


Esta es sólo la primera parte del reportaje. Si no quieres perderte la segunda, ¡suscríbete al blog en la parte derecha!

Si te ha parecido útil el post, compártelo para que todas estas ideas se difundan entre músicos y gestores musicales.

Mario Nieto

Soy pianista y musicólogo, coautor y cofundador de Emusicarte. Escribo sobre temas de actualidad musical, intentando dar pie al debate y la reflexión.

Deja una respuesta

*

Next ArticleNuevos cambios en la web de Emusicarte